Toreando

Y justo cuando creés que pronto tendrás muestras gratis de felicidad verdadera a la vuelta de la esquina, un día de estos te levantás del lado necesario de la cama para descubrir que era una muy linda ilusión

y nada más

respirás el aire de siempre con el mismo regusto a verano en este aniñado calendario, tan reseco; te rascás una oreja, cambiás de posición un pie, mirás con alguito de odio el cereal que no desayunaste

y nada más

después oís por tele que ya viene la navidad y mejor te hubieras cerrado la puerta en un güevo, pasás de un mal humor a uno infernal; sulfurando te sentás y escribís en contra de los chamacos y su contra al MEP de rehacer el examen de bachillerato de biología -digamos que es una forma de patear a alguno de los perros de la casa sin hacerlo; carajo, algo de corazón me queda-

y nada más

se te vuelve a podrir el ánimo cuando leés una pequeñísima biografía de los logros de este señor, y te das cuenta que te llega una alergia a traición; con los ojos “chinos”, las fosas nasales picosas empezás a valorar el estado de la semana, empezando por el domingo, para no agüevarse tanto y llegás a la conclusión que ayer sí fue un buen día -te acordás que alguien te dijo que la había visto– y que hoy va todo como para el carajo; al menos te guardás este consuelo de tontos para más tarde, por si lo necesitás con más urgencia que ahora

y nada más

entonces caés en la cuenta:

I was born with the wrong sign

In the wrong house

With the wrong ascendancy

I took the wrong road

That led to the wrong tendencies

I was in the wrong place at the wrong time

For the wrong reason and the wrong rhyme

On the wrong day of the wrong week

I used the wrong method with the wrong technique

te encontrás con algo que parece un suspiro o un bufido al final de la canción

¿y nada más?

Anuncios

2 comentarios en “Toreando

  1. ¡Carajo! ¡¡!! No estoy con lo del signo, casa, ascendencia, pero sí con lo del camino equivocado que desencadena todo lo demás. ¿Nada más? ¡Todo! Tanto como para intentar hacerlas mejor la próxima vez con lo que, de cotidiano, en este caso, el tema no tiene nada.

    • Perdoná, que no te responda hasta ahora, se me fue completamente.

      Este fue uno de esos momentos de reflexión en los que me siento como una chancleta [¿alpargata?] vieja. Y me da por pensar tonteras.

      Después me siento mejor. Aunque tal vez no pueda decir je ne regrette rien de rien… Pero tal vez para algunas cosas sí aplique.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s