De nada

El sueño se extiende en ramificaciones nebulosas desconchando los ojos, haciendo cosquillitas por los nervios de los antebrazos. De las profundidades de la garganta, el bostezo, y la cabeza es un algodón de azúcar que se deshace a la luz de una noche cualquiera.

sin darte cuenta, las ojeras, sabés, dos medias luna oscuras en su cuarto creciente

pequeños pedacitos desmoronándose… allá un dedo, más acá una mano, cae la columna con un rumor de chira de plátano. el rostro lo ves, en conjunto se evapora… oleaje… día de verano, vacaciones y una playa sin gente… una ola se desliza sin mayor contratiempo sobre la arena y de pronto, se retira en un silencio cómplice de cloro y sodio.

es sentirse chiquitito …  …desarmado, una …cosita… … …

… … y de pronto, Marilyn.

Anuncios

5 comentarios en “De nada

  1. Que sensación, como de calma va fluyendo mientras lees, casi puedes sentir que te alcanza el sueño. te vas sitiendo pequeño. Perfecto. Casi humano
    …. y de pronto Cary Grant 8)
    Salut

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s