Si lo que quieres es vivir 100 años

Fue llegar en la tarde con la desesperación del tránsito en una carretera esclerótica, en un bus con compulsión por hacer parada cada 100 metros en el calor de una tarde en la que debería haber llovido hasta el fin del mundo si nos atenemos a la verdad de estar en época de lluvias

luego ubicar la parada, que siempre se me pierde, una señora bien simpática y un señor con buen corazón, muchacho es aquí. y yo con esta vocación de agarrar el bus que no es y de mandarme suicida a cualquier lugar con la vaga cuerda de seguridad de “en el camino pregunto”, bajar hacia la realidad de la acera con la espalda empapada de sudor

caminar y la fila de gente, sombreros y un tipo que prestaba su bombín y tomaba fotos, camisas, vendedores de fedoras, ambiente de fiesta, la cantidad de gente y todos soñando despiertos -algunos por segunda vez-, hoy, hoy, hoy, “esta noche contigo“. al llegar a donde el amigo de una amiga -y que nunca antes en mi vida había visto y viceversa”- estaba haciendo fila había acabado con el segundo tabaco. ¿aló? ¿dónde está? ajá… por cierto, ¿cómo es usted? Hola, pura vida y esas cosas. después quedé solo mientras el otro se iba a comer. coordinar llegadas y encuentros con otros como yo, y una ansiedad de padre y madre que los cigarrillos no apaciguaron sino hasta que de revelación comprendí el inicio de cómo “Bajar el Annapurna”. sentado en el caño, rodeado de gente cantando, tomando cuanto alcohol existiera y yo fumando como un desesperado mientras escribía solo. luego llegaron de a pocos el resto de locos que íbamos a que nos cantaran al oído la verdad de las mentiras, el amor de las noches de desamor “sin un mal beso que llevarse a la boca“, la certeza de unas caderas más estrechas que el mundo y qué importa si tantos besos no cabrán en ninguna canción.

que llegara gente fue muy bueno, sepan que el café es diurético y había tomado una cantidad generosa antes de llegar, bendito sea quién inventó los baños públicos portátiles.

el sol se había largado y ya habían llegado todos los que íbamos. las puertas abiertas, las ansias desbordadas, fue entrar. espera, claro que tenemos que esperar, pero ya adentro… ¡ya adentro! y así hasta que nos sirvieron un Tiramisú de limón. después… la locura ylas noches pesadas donde se vive más que en los 100 años que sabemos, ninguno vamos a llegar

como sorpresa mayúscula, que rivalizó un poquito en ver al Flaco en vivo luego de 4 años y antes de eso, más de una década, fue una mujer de piernas hiperbólicas y un vozarrón que le hace el pique a Olga [a la que, por cierto, extrañé]

¡Ay! Mara, ¿quién fuera el servidor que se aprovecha que el sol está dormido, para irse contigo y tus medias negras?

[Pero mejor vení con esas amarillas]

.

PD: ¡Tabernero en Dublín! [Hell yeah!!!]

Anuncios

9 comentarios en “Si lo que quieres es vivir 100 años

  1. Hace un par de veranos, vi el concierto Serrat-Sabina. Menos mal que me llevaron, el autobús te dejaba lejos y había que llegar con tiempo.
    Sin embargo al terminar si hubiera cogido el bus pero a aquella hora no funcionaban las lineas. Me conformé con andar un buen rato.
    De todas maneras, yo preferiero a Serrat.
    Salut

  2. Era un concierto de Sabina! Cuánto me gusta. Un Poeta. Siempre “Noches de Boda”. Tiene estrofas preciosas: … porque el amor cuando no muere mata, porque amores que matan nunca mueren … // … tanto la quería que tardé en aprender a olvidarla 19 días y 500 noches … Me voy a escuchar un CD de Sabina. Saludos.

    • Sí, es buenísmo! Y con lo que cuesta que alguien así llegue por estos rumbos, ya te podés imaginar.

      Son tantas las que me gustan que mejor no empiezo a enumerarlas.

      Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s