De esas cosas curiosas [el sur está que arde, ¡mi’erma!*]

uno nunca sabe si pensar mal o si el pensar mal es ya un acto compulsivo producto de, no sé -voy a decir la primera barrabasada que se me venga a la mente-, algún trauma infantil en la etapa edípica… eso de desconfiar de las figuras paternas -en el ámbito social-

y es que cuando uno ve los disturbios que hay en Panamá “solo” porque el gobierno se atreve a declarar las manifestaciones de protesta como ilegales, entre otras lindezas

hace poquito en el eterno melodrama de matrimonio viejo y malo entre la República de Colombia y la República Bolivariana de Venezuela -con Estados Unidos haciendo de celestina, vieja chismosa, cizañoso, mete cuernos, “el otro” y gigoló- nos llega el último capítulo recién salido de los guionistas de la CIA [pensemos mal, qué más da]: presencia de líderes de las FARC en Venezuela, obviamente apoyados por Chávez

eso por un lado… pero por otro…

ahora, el viejo Robinson Crusoe -no nos detengamos en si es un hijueputa o si es “mi comandante”- augura un ataque con armas atómicas a Irán por parte de una coalición judeo-estadounidense y que detonará el conflicto coreano, basando ambos ataques en el ejercicio de la estrategia de Ataque Global Inmediato

ante estos dos escenarios…

no resulta descabellado el despliegue de más de 40 buques de guerra y 7.000 marines en nuestra Tiquicia, al menos en cuestiones de estrategia militar como apoyo; sin embargo la burda excusa de atacar el narco -siendo Estados Unidos el mayor consumidor de droga del mundo- lleva a muchos a la siguiente reflexión: ¿por qué no mejor patrullan sus propias ciudades y costas…?  ¿por qué no ponen, no sé, un grupo de fragatas alrededor de la isla de Manhattan? ¿retenes en las entradas y salidas de Los Ángeles? ¿patrullaje en las calles de Boston con tanquetas livianas? ¿submarinos alrededor de la Florida? ¿un portaviones, al menos, en el Golfo de México? Así como podría sonar ridículo, es ridículo pensar la cantidad de efectivos e infraestructura que se desplegará en el país

bueno ya, basta, a la luz de los contextos antes citados es posible comprender cómo de un pronto a otro es necesaria la intervención militar en nuestra territorio -la zona marítima es también territorio nacional-, justamente cuando a principios de año a ninguno de los autóctonos se nos ocurría que la situación con el narcotráfico estuviera tan furris, tan desesperada o tan perdida…

y aquí en esta Costarrica de dios y de la Hija Predilecta, ¿cuál es el notición? Águilas de Guanacaste/Liberia Mía le está tratando de vender la franquicia a Barrio México -¡futbol! ¿qué otra cosa?

[que Darwin nos agarre evolucionados…]

.

*Mi’erma: contracción de “mi hermano”. Tratamiento coloquial entre amigos [un poco en desuso]

.

Imagen tomada de acá.

Anuncios

4 comentarios en “De esas cosas curiosas [el sur está que arde, ¡mi’erma!*]

  1. ay mierma… la otra vez vi “Capitalism: a love story” de Moore y llegué a la conclusión de que estamos tan jodidos… pero tan jodidos. Mae y lo peor es que tambien me di cuenta que podemos estar más jodidos… Y hoy vi una peli que se llama como “crossover road” o algo así y es una peli de la migración en USA pero que me pareció que era una peli hecha para que la gente no quiera migrar allá… no había conciliación por ningún lado. Y después como la vara de que la green card es algo de sentirse orgulloso y es más merito casi que ser gringo perse… En general me dejó un mal sabor. Como que hay cosas que ya no puedo entender o que entenderlas me hace una rebelde loca… Y no es que esté mal ser así pero es una posición definitivamente incómoda para vivir la realidad… :S

  2. La guerras difícil que paren , siempre existirá según nuestra historia universal los países ascensionistas. El control de las materias primas serán perseguidas por siglos Con respecto a las drogas siempre las hemos tomado, lo que nos está definido aún , es su prescripción, todos los remedios son drogas, mi consulta que remedio no es droga ?,….., saludos sinBalas.

    • Es cierto, pero es aterrador que la guerra se llegue al frente de tu casa.

      Hasta el tiempo -siguiendo eso de “el tiempo todo lo cura”- es una droga que adormece dolores y requiebros.

      Saludos, buena nota por pasarte por acá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s