Volver

las mujeres que más quiero se van, se han ido, se irán del país, en busca de sus finales felices de cuento, en busca del inicio con sonrisa al final del relato

se van, se han ido, se irán de todas formas

y yo aquí recordándolas, ayer, hoy, mañana y nunca más, porque lo grave de todo es tener que vérselas de frente con la nostalgia o con algo parecido a extrañarlas aún cuando la molienda diaria de los días nos separan, nos separó, nos separarán sin que nos preocupemos por una llamada que nos permite, nos permitió, nos permitirá cuchichearnos al oído todas esas cosas importantes que se dice la gente cuando se llama por teléfono, sin encontrarnos en tal lugar o desencontrarnos a través de la internet y sus prótesis digitales, para así evitarnos el horror del contacto humano… cuando aún están, estaban, estuvieran

apenas me empeño en pensarlas

no vaya a ser que me dé cuenta que se van, se han ido, se irán y comprender al fin lo que significa debernos cafés, películas, arenas de playa, noches en busca de estrellas; comprender que debí mirarlas a los ojos con mi mutismo en escucha y decirles más a menudo que las quiero, con franqueza dura y sonrisilla apenada

el silencio es siempre su principal recuerdo

también, las mujeres que más quiero aún no lo piensan, lo han considerado, no tienen idea de cómo irse del país, pero saben que hay horizontes más amplios, cielos más altos, mentiras más graves pero más felices, verdades más ciertas pero más duras; sin las cáscaras de sus maleficios personales; se preparan, se han preparado, se prepararán para marcharse

también se irán, se van a ir, se están yendo

hay mucho de desamparo y de orfandad, hay mucho de quedarse tirado y de no saber qué hacer con este cariño, estas memorias, este remitirnos a medios digitales para inventariar los días sin estar bajo el mismo cielo

cuando vuelvan ya me habré ido.

Anuncios

14 comentarios en “Volver

  1. ¿y a mí? jajaj ahora todas venimos a exigir unas letritas… Finales felices no se encuentran afuera ni aquí… es decir, eso no depende de la geografía. Pero igual, una vez que te vas no regresás por completo… y pican las maletas por volver a salir.

    • Ellas saben que siempre las llevaré conmigo

      Cierto, siempre parece que lo que está “allá” es mejor que lo que está “acá”. Pero como dice Caro, la solución no es esa.

  2. Al menos guardas recuerdos y te reconoces en cada momento vivido. “Mentiras más graves, pero más felices” Me gustó esta parte.
    Esas mujeres nunca se irán. Vivirán en tu recuerdo.
    Un abrazo.

    • Qué pena, hasta ahora veo este comentario.

      Pero mejor siéntase feliz, se va, se está yendo, se irá de viaje hacia nuevas aventuras y experiencias. Hacia la promesa de múltiples posibilidades todas para que usted escoja las que mejor quiera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s