Soy Cuba. O mamute siberiano

Gracias muchas gracias todas a Isabel Martínez [de Tres Mundos Producciones, los mismos de ‘El último comandante‘] y a Cecilia Martínez quienes me pasaron este documental. Hace tiempo, bastante tiempo y yo pendiente que la tenía pendiente, qué pena con ustedes. Pero bueno, ya pude verla.

Y ¡carajo!, recomendada para descubrir sorpresas.

.

Llego, sin proponérmelo, diez años después de la grabación del documental sobre una película que ya lleva más de 45 años de realizada.

Soy Cuba, repite constantemente. Soy Cuba. Y tanto que lo es, que durante más de tres décadas se mantuvo olvidada y silenciada. Un tabú de vergüenza e incomprensión. Tanto como la isla en la que se inspira, tanto como los hechos que la inspiran: la propia Revolución Cubana. Hecha como todo lo que pretende ser grandioso, heroico, revolucionario… con el mismo material de los sueños y las esperanzas y que al contacto con el aire de la realidad reacciona químicamente transformándose en humo, más rápido o más tarde pero siempre se termina esfumando.

El silencio desde el Caribe y sus Robinsones, el silencio desde el norte del mundo y su constante búsqueda por encontrar el paraíso. Una producción, qué digo, un disparate de meses, ¡años! Y el silencio, constante. La epopoye máxima en honor a los sucesos del 59 en la isla y ni siquiera en Cuba se le recordaba. Era tan solo un desliz, un gran esfuerzo que… mejor no se hable más del asunto.

Silencio todo el silencio.

Ver el documental “Soy Cuba. O mamute siberiano” es adentrarse de improviso con una película que para mí era totalmente oculta y nueva. Bajo la promesa y la premisa de no buscar nada en internet que me diera una clave acerca de lo que trataba y hacia qué me enfrentaba. Solo la somera explicación más o menos tal como la recuerdo: “sobre una película ruso-cubana que duró mucho haciéndose y fue un fiasco a nivel internacional”. Así es la película Soy Cuba.

Planos secuencias increíbles en duración y una complejidad técnica increíble, que a nivel de producción e ingeniería debieron requerir de un esfuerzo y una locura sin precedentes. Y la lucha Capitalismo – Comunismo, con apenas nada que sucediera la Crisis de los Misiles. La división y el repliegue soviético. Entonces Soy Cuba, iba a ser el gran contraataque, la gran propaganda, la historia misma de la revolución que venció al imperialismo.

Pero es entonces que el anhelo y los sueños que se traicionan porque no, ese de ahí no soy yo, no somos nosotros.  No Soy Cuba.  Jamás pudieron comprendernos. Y allá, al otro lado, eso de ahí que se está  es demasiado idealista y peligroso.

Los sueños y las esperanzas son siempre material explosivo en el momento, pero cuando se miran para atrás, lejos de la coyuntura en que surgieron son otra cosa. Siempre ayuda que exista la nostalgia de la derrota, del todosefuealcarajo es vitalmente más sencilla de aceptar -por aquellos que la adversaban a muerte-. En especial si el movimiento reivindicatorio empieza desde el nosotros para acercanos a los otros. Tal como ocurre con esta pieza del director ruso Kalatozov, descubierta y que dejó boquiabiertos a Coppola y Scorsese justamente en los noventas apenas luego que la URSS le dijera “Do svidanya” al mundo. Es más fácil acercarse al enemigo cuando es sólo una pieza de museo y jactarse de tolerancia, de reconciliación.

Encontrarse entonces con este documental fue irse de cabeza al olvido, al desencuentro constante, al descubrimiento de lo que no soy y lo que aquel otro creé de mí pero, que no, le repito no soy. Es ver el redescubrimiento desde otros ojos, de la historia y sus productos y sus miedos y sus esperanzas desesperadas. Es la justicia, también, en medio de una revolución que ya no encuentra pasos tan firmes, cuyos robinsónes se hayan más solos que nunca, ahora que también las barbas grandes se han marchado a ocupar su lugar en el anaquel de la historia.

Sueños magnificados que no, no lo fueron tanto. Eso es Soy Cuba, de Mikhail Kalatozov. Historias que se ven distinto conforme el tiempo va dejando polvo y va enmoheciendo brillos. Bajo la pátina de olvido se encuentran múltiples tesoros. Algunos ya inofensivos. Eso nos cuenta el documental, Soy Cuba. El mamut siberiano, de Vicente Ferraz.

.

Un plano secuencia brutal:

Trailer de Soy Cuba. O mamute siberiano:

Imágenes tomadas de acá y acá.

Anuncios

6 comentarios en “Soy Cuba. O mamute siberiano

  1. Estuve en el 2000, mi pareja fue a dar unas clases a la universidad y yo mientras me moví por la Habana con un guia muy especial, un muchacho que acompañaba a su madre que tambien daba clases y que habia vivido durante mucho tiempo pues su padre tenia un hotel. Me llevó por todos los hoteles, por los bares más famosos pero no muy conocidos y a visitar el colegio, los sitios que recordaba y espacios que el tiempo borró.
    Estuvimos alojados en casas particulares compartiendo daikiris caseros, comida y todo cuanto teníamos para compartir. Tuve la opinión de gentes que estaban de acuerdo y en contra del régimen y aprendí a decir “impoltante” mientras visitaba la exposición de los jóvenes que se habian empeñado en alfabetizar la isla. Conocí la paranoia y vi como se preparaban por si acaso una invasión y lloré por como se desmoronaba una ciudad mientras la mayoría pensaba en otra cosa y perdia la cabeza por una botella de colonia o una prenda de ropa con una marca. Y muchas más cosas mientras la utopía daba paso al conformismo, el hastío y la resignación.
    No sé, tengo un sentimiento ambivalente, pero valió la pena.
    Visité también el centro de la isla que me maravilló y Santiago (que no me gustó en nada). No visité ninguna zona turística, por lo que no sé si me perdí algo, pero lo que visité merece una nueva visita (menos Santiago)
    Tengo muchas anécdotas, incluso una visita a una comisaria de polícia digna de las mejores películas de los 50.
    Salut

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s