De silencios y psiquiátricos

ando con un no sé qué que me detiene las manos y las ideas y la plumilla y el papel y el teclado

ando revoloteando las ciudades, las noches, los bares, los ojos, las personas, alguno que otro labio, alguna que otra canción, acercándome a la locura de otros con la propia y la de todos; como buen zopilote de historias que soy

es el tiempo de cerrar un ciclo, se acabó, ya el modelo y la estructura de supervivencia se ha agotado y es necesario establecer los ajustes de tuercas, pintar paredes, airear sábanas, limpiar ventanas, barrer y quitar telarañas; descubrir ese cadillac ’56 que tengo guardado en el garage desde que el mundo es mundo y que nunca he sacado a pasear, luciendo sin pena todo mi orgullo, luciendo esos aros cromados y ese color de fuego eterno y diciéndole palabras bonitas a las chiquillas y gritándole yeguadas a las güilas y mandando al carajo a todos aquellos políticos que han hecho que me caigan mal desayunos, almuerzos y cenas; por supuesto que a una velocidad digna de James Dean, con Liz haciéndome “piojito” desde el asiento de atrás, Audrey muerta de risa y tomándonos fotos y Marilyn viendo  por la ventana  sin ponernos atención, cantando un tango de Le Pera y Gardel en la voz de Julio Sosa que en ese momento pasen por la radio

todo eso lleva su tiempo, lleva conseguir crayolas de colores nuevos y empezar a dibujar; lleva imaginarse y crear nuevas escalas musicales; lleva recomponer algunas esquinas que están desgastadas. y eso le quita tiempo a escribir y eso hace que haya decidido irme de safari

¿he vuelto? no, aún no; pero pronto, prontito

.

Por lo pronto, un video promocional que nos hizo William Eduarte sobre el programa de radio que produzco  en conjunto con un amigo desde el Hospital Nacional Psiquiátrico y que  se llama Podemos Volar:

.

.

Imagen tomada de acá. [recomendado para ver unos chuzos de carros]

Anuncios

5 comentarios en “De silencios y psiquiátricos

  1. Hasta ahora leo esto, y por dicha lo dejé para hoy 🙂 me alegró, me dio como inspiración o lo que sea que eso signifique.
    Me alegra por usted, güilo, leerlo así; y me alegra por mí, al fin, leer algo que me deje respirar,
    un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s