10 años

Por casualidad nos tocó compartir la mesa. Nos dijimos algunas palabras de simple cortesía, esas cosas que no se recuerdan. En una de tantas, será por efecto del whiskey, será por desgracia cósmica empezó a contar…

.
Perdí a la mitad de mis amigas por desordenado. Es cierto, se lo digo así, aunque usted no me crea y se me quede viendo con cara de mal juego de palabras y peor chiste. Pero es cierto, a todas ellas las perdí porque nunca supe bien cómo colocarlas, le digo que fui desornado.
A algunas amigas las enmarqué en ese espacio iluminado que ve allí, sí ese que está vacío, usted comprenderá que la posición es de privilegio por la disposición de los sillones y la presencia del tragaluz encima. Pues le digo, sí, ahí coloqué a algunas.
Por supuesto que para ellas un rol de pedestal no era lo suyo, solitas se bajaron y bueno les dije que si querían sentarse aquí en el sofá conmigo y gracias no, allá me espera él. Nos vemos un día de éstos y claro que nos vemos. Siempre pasa, un día descubro que llevo meses sin verla y ellas pues no sé, nunca me llaman.
A veces las coloco allí en cualquier lugar donde las esté viendo siempre, que en cada momento aparezcan, al lado de la silla del café, de primer lugar en el chat o en el facebook, un mensaje alguna que otra vez. Y la cotidianidad hace que, inexorablemente, se vayan diluyendo en medio del espacio: y está ella que es la que toma mis cafés, y está ella que es la que me distrae cuando estoy conectado, y está aquella que…

Fue cuando
pensé en vos
y en vos
pero también en vos
y… no en usted no
me di cuenta que no se los había dicho nunca
o casi nunca
está escrito varias veces -que es la forma menos
amenazante para expresar esa afirmación-
y es verdad verdadera y cierta
aunque esto de vocalizar
de traer a tierra las palabras…

borré y he borrado y sigo borrando y borraré tantas cosas
porque no me sale porque lo siento falso porque no tengo idea si realmente soy yo cuando yo
lo digo

entonces no sé cómo terminar esto
malestar orgánico
borro
escribo y sigo
suprimiendo

pues que pensé en vos y en vos
pero también en vos
pero no en usted

.

…y en el primer descuido le pedí a la anfitriona que me cambiara de lugar.

.

Imagen tomada de acá.

Anuncios

Un comentario en “10 años

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s