…sobre terrazas desiertas*

Quien de la noche llega

al aire

al fuego

a la caverna donde espiamos

y nos espían

con absurda impunidad

¡la noche!

somos la humanidad ausente

los cachorros de nadie

por los que no se llora

que no se abrazarían nunca

un escupitajo de meritazgo

entre los pliegues

de las paradas de bus

los sueldos malos

del “salváte vos, pendejo”

si no se quiere terminar tirado

a la mitad del camino a ninguna parte

ostentando el logro de ser un cadáver estorboso

recordatorio de lo que no hay que hacer

felicitación de alguien más por haber escuchado los cantos de sirena

que yo no quise oír

o es la recompensa ingrata

de las devoraciones de todos los que saborean y engordan

con tus esfuerzos

sin mover un dedo

.

Imagen tomada de acá.

* de una canción de Soda Stereo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s