Antes de la mañana

20150211_224547

Andaba melancólico el taxista

quizá la hora no le ayudaba

a sobrellevarse

y empezó a hablar

-cara de tipo afable y que envejeció mal

de voz sencilla-

que la soledad, que las tristezas

que los sobros de amor recalentados…

y yo afirmando a tropezones lo que sea que decía

pensaba en mis cervezas de más

a punto del vértigo

de una más y todo sería hecatombe

y pensando en el trasero bonito de ella que no tenía nada de especial

sólo que me gustaba

recuerdos que se deshacen en humedecerse los labios

y el taxista que habla

-quiero dormir

y el taxista sigue hablando

-es de madrugada

y todos los gatos son pérdidas

y las gatas, otro tanto igual

pero el taxista no se calla

y yo quiero dormir desordenado sobre mi cama

sin posibilidades de salvarme

-quizás la sueñe

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s